Mi nombre es Carolina, pero me hago llamar Caro.
Hace poco me empecé a definir cómo autodidacta, no me había visto así jamás. Siempre pensé que no tenía rumbo y nada me gustaba o apasionada. Cuando en realidad me gustan muchas cosas, y lo que más me apasiona es relacionarme e involucrarme con las personas.
Hoy elijo hacerlo desde el diseño y la decoración de interiores.

Lo que mas satisfacción me da, son los mensajes después de una asesoría: “wow no puedo creer lo que me dijiste”, “eso no lo había pensado”, “la verdad me supiste leer lo que tenía en mente” o simplemente me mandan fotos de sus espacios en proceso de obra o finales y sus caras de felicidad, eso es insuperable, me llena de una vitalidad que no se transmitir en palabras.

No siempre estuve acá, antes tuve una tienda de mascotas y antes trabajé en un taller de reparación de autos y antes estuve en estudios contables.

No fue hasta 2014 que nos mudamos a nuestra casa actual, con bebé en camino y una gran reforma por delante: unir dos casas.

Con bajo presupuesto y mucha creatividad transitamos el camino de la decoración, es un proceso que dura un tiempo. No se exacto cuanto pero te puedo asegurar que no es algo de la noche para el día. Conlleva autoconocimiento personal y del espacio, analizar debilidades y fortalezas, entre otras cuestiones.

Te conté un poco de mi historia, me gustaría saber mas de vos, animate y escribime: más abajo tenes mis redes.