¿Cómo éramos a.c (antes de la cuarentena)? ¿Cómo eran nuestro hábitos? ¿Qué lugares de la casa frecuentabamos? ¿Pasabamos tiempo en nuestro hogar?

De repente nos aislamos, nos vimos forzados a refugiarnos en un bloque de cemento que algunos llaman casa, algunos hogar pero en el que todos tenemos que convivir (aunque sea con nosotros mismos).

Esta pandemia trajo -y se llevo- muchas cosas: gente desempleada, pobreza, tristeza, dolor, pérdidas, angustias, stress, nervios, gritos, risas, bailes, meriendas virtuales, videollamadas, vivos de Instagram, lives en Facebook, cursos on-line, compras on-line, deliverys y lo que más trajo es TIEMPO.

Ese que muchas veces a.c nos quejabamos de no tener. Esta semana un comentario me hizo ruido en el inconsciente: “estoy redescubriendo mi casa”…como? siii asi tan simple: ahora estamos en nuestra casa en horarios que nunca antes estábamos: por trabajo, por salidas…hoy encontrás otro lugar preferido que no es la cama ni el sillón, hoy encontrás una luz natural que entra tipo 16-17 hs para darle un toque otoñal al comedor, hoy el viento te trae el sonido del tren, hoy sabes que esa maceta en la entrada de tu casa realmente es muy grande y vas a tener que cambiarla, hoy queres tener una planta porque tenes el tiempo para cuidarla, hoy viste que los niños necesitan un espacio dedicado al juego, hoy queres un escritorio bien chulo porque pasas mucho rato allí, hoy te molestan los cables detrás de la tv que se enredan con los del modem y el decodificador…

En fin, podría seguir horas escribiendo pero siempre en redondel, porque la idea es: REDESCUBRAMOS NUESTRA CASA.

Pensalo!

Abrazo,

Una respuesta

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *