Eso es lo que no quiero que te pase, que tu casa sea otra lista de pendientes.

Hace algunas semanas compartí, a modo lúdico, una sopa de letras donde me tenias que decir que tres (3) palabras veías primero. Vendrían a ser tu karma con tu casa jajajaja si fue divertido y cada uno reía de los comentarios de los otros porque había para todos los espacios.

El fin de este juego era que veas tus espacios y hagas una lista de aquellos que necesitan atención, ya sea cambiar color, cambiar funcionalidad, porque te aburrieron, porque tiene problemas que te exceden (membrana, humedad, termitas, etc). Ooook puede que no lo entendieras así? Bien, acá tenes el link al posteo así vos también podes pasar por estar pequeña prueba.

¿Como lo hago?

Una vez que tenes tu lista, aunque sea interminable: ESCRIBILA. Te sugiero que hagas otra lista pero ordenada por prioridades, es decir si tenes problemas de humedad y tambien te aburrio el color de la habitación, la prioridad acá es la humedad, va en la cabecera de la lista.

De ahi tenes el principio de todo: comenza pidiendo presupuesto para las cosas que lo requieran, tomando decisiones de color o texturas para las cosas que lo necesiten y así vas desglosando y llegando a tareas más simples que podes hacer vos misma.

En el 90% de los casos, la lista de pendiente prioritarios es bastante costosa, por eso la importante de contactar a especialistas o pedir presupuestos. La información es poder, en este caso es poder de decisión, ya que con los números en manos podes saber qué, cuál y cuánto costará cada reparación.

Presupuesto:

Por si todavía no te lo mencione, pedí dos o más presupuestos, según lo requiera la magnitud de la reparación y además escucha a tu instinto, si lo que un especialista no te convence o te suena a carero, a chamuyo…pregunto en otro.

Acción:

Volvé a tu lista de pendientes y analiza cada ítem, quizas solo necesitan orden, limpieza y eso en tu presupuesto es costo $0.

Si sabes coser, si tenes alguna herramienta, si sabes pintar o tenes algun amigo, familiar que pueda guiarte, no pierdas la oportunidad de hacerlo y tachar algo de tu lista.

Nos pasa que vemos el problema mayor y lo pequeño, lo que podemos resolver con poco lo dejamos de lado o ni lo ponemos en mira porque nos parece que no va a ser la gran cosa o que al ser pequeño lo podemos realizar más adelante. Pues aquí tenemos un ERROR, los pequeños cambios hacen grandes cosas.

Si necesitas ayuda para armar tu lista de pendientes, si tenes que organizar tus prioridades o quisieras ayuda para decorar o diseñar estos espacios recorda que tengo asesorías personalizadas.

Contame si te sirvio la info!

Abrazo,

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *