¿Conoces algo de economía circular? ¿sabes cómo se relaciona con vender para comprar? Te cuento un poco de que se trata: es un concepto económico que se interrelaciona con la sostenibilidad, tiene como objetivo reducir tanto la entrada de materiales vírgenes como la producción de desechos.

En un ejemplo…

Cuando compras algo del mercado (que cualquier tipo) es importante que cumpla un ciclo: tomar-hacer-consumir-reparar-reutilizar-reciclar.
Y así hasta completar el círculo con cada cosa que compramos o que tenemos en nuestra casa.

>>Te lo cuento en una situación ficticia:

Poda de árbol para obtener madera (TOMAR)

Fabricacion de estanteria de madera (HACER)

Compramos la estantería de madera que necesitamos para organizar la vajilla de casa (CONSUMIR)

Con el paso de los años la estantería se afloja, y le queremos cambiar el color porque ya no combina con lo que tenemos (REPARAR)

Tiempo después no queremos mostrar mas nuestra vajilla asi que desarmamos la estantería y la convertimos en estantes y en un banco bajo para sentarnos (REUTILIZAR)

Puede de sernos de más utilidad el banco o los estantes y los donamos entre familia o a alguien que lo necesita y pueda volver a armar una estantería o seguir utilizando el banco (RECICLAR)

Se que cuesta muchísimo cumplir este ciclo con cada objeto, sobre todo porque hay cosas con las que no nos es tan fácil reutilizarlas, reparar y demás.

Maneras de mejorar este ciclo hay varias, podríamos llevar nuestros objetos al carpintero o al herrero para que los reparen y/o transformen, podríamos ofrecer una permuta, pero también está la opción de VENDER PARA COMPRAR.
Yo ya lo adopte como mi filosofía para casi todo lo material que tengo en casa y lo transmito en cada asesoría que doy.

El método es básico: si hay un objeto material que quiero cambiar porque no me es útil, no me gusta o no combina con el estilo que tengo lo vendo y con ese dinero trato de adquirir el objeto deseado (si es más costoso ya tengo una parte del dinero para adquirirlo). La cuestión no es acumular objetos y comprar por comprar.

¿Cómo aplicarlo?

Como todo método tiene sus reglas, las de vender para comprar son:

1) Sinceridad: el objeto que pongas a la venta puede tener defectos, rayones, despintadas, no funcionar algo SIEMPRE hay que aclararlo a los futuros compradores, primero te queda la consciencia limpia y despues te evitas reclamos.

2) Make Up: es más vendible un objeto limpio (sin tierra ni pelusas) que un objeto sucio, esto último le baja su valor de mercado aunque este en perfecto estado.

3) Fotos: Que sean con luz de día, se notan mejor los detalles. Si te es imposible, mínimo prende la luz de la habitación donde está el objeto y no uses el flash del celu. Además saca varias fotos, ponete en la piel de quien lo compra. Por ejemplo si es una silla de escritorio, sacale al respaldo, a las patas, si tiene regulaciones de altura, a los apoyabrazos, etc.
4) Precio: es muy difícil desprenderse de objetos, y si tienen alguna connotación afectiva mucho peor. No por eso tenes que venderlo a un precio muy por fuera de mercado.

Sabé que en el 90% de las veces te van a reducir el precio: entonces podes tener un precio “ideal” en mente y publicarlo entre un 15 y 20% por encima del ideal para tener margen de negociación.

Determinar el precio: otra tarea

Pero ¿como sé que precio ideal tener? en mi experiencia hay 3 formas de obtenerlo:

1) busco referencias en el mercado del usado: o sea miro en Mercado Libre y en Facebook MarketPlace.

En algunos casos encuentro los mismos objetos y ya tengo una idea más acertada pero otras veces me pasa que no se encuentra exactamente el mismo objeto que tengo para vender y ahí empiezo a comparar con objetos que hagan lo mismo que hace el que yo tengo y trato de que coincidan algunas especificaciones: año de fabricación, características como la tela, el uso, los deterioros, etc.

2) averiguo cuanto sale nuevo: si el objeto todavía se vende nuevo, miro a qué precio lo tienen los supermercados, las grandes cadenas como Easy, Sodimac, Falabella.

3) sentido común: otras veces pasa que, despues de mirar en los mercado de usado y nuevos, el instinto me dice que el precio es bajo o que está alto.

Entonces me guio por el sentido común, veo en qué estado está el objeto, si no tiene rayas, manchas, rajaduras etc.

Lo publico al precio que ya se formo en mi mente, voy al mercado del usado “a pescar” o sea si tengo muchas consultas e interesados el precio esta bien puesto, por el contrario si pasan 5-7 dias y no recibo ni siquiera ofertas para rebajar el precio, eso me indica que el número es elevado.

Si, ya se, no inventé nada pero en tiempos de consumismo es bueno sacudir la mente. El vender para comprar volvió para quedarse, porque somos una generación que toma consciencia.

Extra

Quédate cerca de mis redes y de la web porque muy pronto sale una guia completa para ayudarte a vender para comprar tus usados.

Una respuesta

  1. Es algo que adopte en mi vida desde que me introduje al mundo del minimalismo.
    Siempre hay alguien que está buscando lo que nosotros ya no necesitamos ☺️.
    Gracias por compartir Caro✨.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *